martes, 23 de septiembre de 2008

Para empezar, un poco de teoría

Hola a todas, como hemos comentado en clase, nuestro blog será de apoyo a la asignatura pero centrándose en la LIJ o sea en la Literatura Infantil y Juvenil

Para inaugurar el trabajo empezamos con una búsqueda en internet.

Vais a la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes http://www.cervantesvirtual.com/ para leer el texto de Juan Cervera Borrás "En torno a la literatura infantil". Ánimo.


Si alguien necesita una ayudita, que siga los pasos:

1. entrar en la página

2. y buscáis la Sección de Literatura Infantil y Juvenil (COLUMNA DE LA IZQUIERDA)

3. Biblioteca de Autor: Juan Cervera

4. buscáis en OBRA: AQUÍ ESTÁ


Pero también podéis usar el buscador general de la página, o si, no tenéis tiempo o sois un poco cómodas (vagas) pues pincháis en: http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/94676281985686130882346/p0000001.htm#I_1_


EL MARTES TODO EL MUNDO LO TIENE QUE HABER LEÍDO.

Además prepara un pequeño resumen para comentar en clase. Después lo tendréis que colgar como comentario en esta misma entrada.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Somos la clase entera que empezamos con el blog

José Rovira Collado dijo...

Pues muy bien
Ánimo

vanesa duperiel dijo...

Esta perspectiva de la literatura infantil,nunca la había tenido en cuenta. Para ser sincera si tenia conocimiento de una literatura infantil destinada al comercio y poco adecuada para el niño/a.Pero suponía que en la escuela esto, no ocurría.En definitiva, me parece un texto muy útil para futuros docentes e incluso para docentes ya en activo,el texto es de fácil comprensión y su extensión es adecuada. Separado por títulos que facilitan la comprensión de la lectura y su contenido.Me parece un tema para seguir devatiendo en clase y como ya he comentado, de mucha útilidad. ya que, personalmente el tema de la lectoescritura, es un tema que me preocupa bastante. y por supuesto el de la lectura. muchas gracias.

Adaya dijo...

Como bien se dice en el texto, yo creo que la literatura infantil ha de ser respuesta a las necesidades íntimas del niño. De manera que no se debe de imponer de una forma instrumentalizada, sino que debería de ser más libre. Ya que a los niños si se les impone algo la fuerza muestran reacios a ello. Tiene que fomentarse la literatura pero no en un plano didáctico y obligatorio para que no vean el leerse un libro, por así decirlo, como un “castigo”. Hacerles de esta forma que vean la literatura como bien se dice, como un tiempo de ocio, y que no la vean como “aquello” que les quita ese tiempo de ocio.

angela dijo...

Al igual que dice el autor del texto pienso que la literatura infantil tiene que tener como finalidad principal una función lúdica para los niños, sin embargo tampoco descarto que pueda ser también didáctica, pienso que el niño se puede divertir y aprender al mismo tiempo sin necesidad de imponerle nada, el niño puede descubrir por sí solo su interés por la lectura y darse cuenta que a través de ella adquiere conceptos que antes no tenía. De cualquier forma la actitud que adopte el maestro a la hora de fomentar la lectura también es muy importante, no es lo mismo un maestro que imponga que otro que proponga.

Mar dijo...

Todos estamos de acuerdo en que muchas ocasiones aquello que denominamos literatura infantil solo corresponde a la edad de los niños, esto quiere decir que algunos libros tienen una finalidad meramente didáctica(que algunas veces está bien)pero no siempre es correcta.
Los docentes y padres cuentan con un papel muy importante en el tema del fomento de la lectura, los niños desde pequeños es aconsejable que lean pero que no sea una obligacion, como han puesto mis compañeras, no ha de ser un castigo porque por la fuerza lo unico que conseguimos es que el niño lo rechace.

Sandra Pérez dijo...

Como bien han comentado mis compañeras, la literatura infantil no debe de ser instrumentalizada, debe de ser libre para que los niños se muestren más interesados y motivados por ella. Debe de ser una literatura llena de diversión y fantasía para así captar la atención de los niños y que aprendan al mismo tiempo que se divierten.
Los niños no deberían de leer por obligación, deben de tener una imagen de la lectura lúdica ya que así la practicarían con más entusiasmo. Como dice Mar, los padres y la escuela también tienen un papel muy importante en cuanto a este tema.

Mar Burgada dijo...

¡Hola!
Todo parece ya dicho aunque me gustaría resaltar la definición que para mí es clave de la literatura infantil: es destinada al interior del niño, a sus intereses y motivaciones.
Sólo leyendo esta definición se deduce que la LITERATURA INFANTIL debe ser una fuente de inspiración para el niño o el joven, algo que les agrade y les "llene".
Sabiendo esto, todo profesor debe ser capaz, como ya decís, de saber elegir una lectura que deje satisfechos a sus alumnos.
¿Cómo hacerlo? Yo creo que conociendo a nuestros alumnos. Hay muy buena literatura infantil que podemos utilizar y, dentro de esta, es bueno seleccionar aquella que nos parezca adecuada para un grupo. Incluso seleccionar varias lecturas para un mismo grupo ya que cada niño lleva un desarrollo y, además, puede tener diversas motivaciones.

¡¡Un saludoo!!

Loli Torrado dijo...

Evidentemente, la literatura infantil es algo que debe preocupar a unas futuras docentes, pero ya no solo a nosotras sino a toda la sociedad en general, es esta la que provoca que libros que no sean ni creativos ni didácticos sigan circulando. Debemos conseguir evitar la concepción que se tenía anteriormente de la literatura (como dice el texto), que tiene carecía de calidad y de condiciones literarias.
Mucha gente no cree en la literatura infantil y eso es lo que debemos cambiar tenemos que evitar la concepción de que la literatura infantil no es literatura como tal y que no sirve para nada (que eso es lo que fomentan muchas publicaciones ya que solo crean libros comerciales.) Tenemos que fomentar el mundo de la literatura infantil en los niños, dejándoles que lean lo que les apetezca en cada momento, sin imposiciones, además informarles de todos los buenos efectos que esta provoca como el ingenio, la creatividad ,el aprendizaje de nuevo vocabulario…etc.
Hay que concienciar a la sociedad de que existe buena literatura, que no sigue unas pautas exactas, sino que deja correr la imaginación de los niños y que además es didáctica y que son estos tipos de libros los que se deben comprar y no muchos otros que sólo piensan en la comercialización.

Bárbara Filiu dijo...

¡HOla a tod@s!
Antes de leer el texto tenía una idea acerca de qué era la literatura infantil, pero una vez leído me ha hecho pensar, darme cuenta de cosas que antes pasaban desapercibidas para mí y que sin embargo, son de gran relevancia en la futura tarea como docente.

Como han dicho mis compañeras, nuestra labor como futuras docentes es tranmitir a nuestros alumnos el gusto por la lectura de una forma lúdica que, como dice el texto, de respuesta a las necesidades íntimas del niño. Para ello es necesario que el profesor sea capaz de utilizar recursos que ayuden al niño a tener una visión positiva de la lectura y no sólo una obligación impuesta en el colegio.

POr otra parte, el hecho de que la literatura sea infantil, no quiere decir que deje de ser literatura y mucho menos que no tenga calidad. Tenemos que ser capaces de transmitir esa literatura a nuestros alumnos, saber qué y de qué forma va a llegarles mejor, es decir, hay que tener en cuenta al niño, a sus interes, sus motivaciones; saber y valorar cómo y de qué forma vamos a transmitirles esa literatura para que vean en ella un medio de imaginación, de diversión, etc.

¡UN saludo!

Beatriz Martínez dijo...

En primer lugar, me gustaría decir que considero que este texto puede ser una herramienta muy útil para los futuros docentes, especialmente porque nos invita a la reflexión. Personalmente estoy de acuerdo con algunas de mis compañeras, en que la literatura infantil es muy importante, y debe servir a las necesidades del niño, para ello debe ser libre y no instrumentalizada, así generaremos mayor interés y motivación en el alumno.